Artículos

10 consejos para no lesionarse escalando y triunfar en verano

Escalar al sol en verano es siempre una mala opción

 Llega el verano y llegan las vacaciones. Después de todo un invierno entrenando rompes la monotonía y te vas de viaje con la intención de probar los proyectos para los que te has preparado durante todo el año. Pero ojo, la época estival tiene sus peculiaridades que harán que tu rendimiento no sea el óptimo.

Desde Sputnik Salud queremos dejarte 10 consejos para que los planes salgan bien y alcances los objetivos para los que te has preparado.

  1. Hidrátate bien y come frutas y verduras para el aporte vitamínico. Bebe siempre que puedas, tengas o no tengas sed. Hay muchas personas que no tienen el reflejo o la sensación  de la sed. Recuerda que una de las causas por las que se suelen producir las lesiones, calambres o tirones es la deshidratación.
  2. Realiza un buen calentamiento. Aunque tengas la sensación de estar  suficientemente caliente debido a las temperaturas del verano, tu cuerpo siempre necesita una adaptación progresiva para rendir al máximo.
  3. Elige la escalada más adecuada para las condiciones de ese día. En las épocas de mucho calor, es mejor afrontar escaladas más atléticas y/o desplomas de canto generoso, que aunque más físicas, son menos lesivas que las escaladas de placas donde predomina el arqueo en regletas.
  4. Escalar durante los momentos más frescos del dia. Piensa que en verano los días son muy largos y da tiempo a todo. Aunque la zona que elijas sea sombría durante todo el día, elige bien las horas del día más óptimas en cuanto a temperatura y humedad. Es probable que madrugar o esperar a las últimas horas de luz te ayuden a encontrar tu proyecto en las mejores condiciones.
  5. Evita distracciones en aproximaciones sobre terrenos escarpados e irregulares. Muchas de las lesiones y/o accidentes ocurren en las aproximaciones. Estás en terrenos que no conoces y distraerse en una aproximación, equivocarse o intentar atajar por terrenos escarpados puede darte más de un susto que puede finiquitar tus vacaciones de un plumazo.
  6. No arriesgues con  deportes a los que no estás  acostumbrados a hacer. (Surf, psicobloc, barranquismo, etc…) Es muy probable que durante las vacaciones, combines la escalada con otras actividades. Pero recuerda, son deportes en los que vas a trabajar grupos musculares diferentes a los que tu cuerpo está habituado. Trata de realizarlos de una  manera conservadora para adaptarte a ellos poco a poco.
  7. No retomes ese deporte que tienes abandonado desde hace meses a la misma intensidad que lo dejaste. Aunque el cuerpo tiene memoria, necesitas un periodo de adaptación cuando lleva tiempo sin practicarlo una actividad. Pero tranquilo, en pocos días volverás a encontrarte tan cómodo como cuando lo dejaste.
  8. Estira y realiza ejercicios de flexibilidad cada día (también en los días de descanso). Esta es una máxima que deberías cumplir  durante todo el año, pero haz especial hincapié en tus vacaciones. RECUERDA, estirar es parte de la actividad y no solo evitará que te lesiones, además mejorará mucho tu rendimiento. Y si no sabes bien cómo hacerlo, te lo contamos aquí.
  9. Dedica tiempo al descanso. Si, es cierto, estás de vacaciones en un lugar nuevo e increíble y quieres escalar todas las vías, pero haznos caso, escalar todos los días NO ES BUENA IDEA. Planificate los proyectos y los descansos dentro de tus  posibilidades. Escucha a tu cuerpo.
  10. Disfruta de tus vacaciones. Así de sencillo. Este es nuestro último consejo y quizás el más importante. No te preocupes si los proyectos no salen o si la meteorología no acompaña a tus planes. Estás de vacaciones, en algún lugar maravilloso fuera de tu oficina y probablemente con amigos. Disfruta de ellos y del entorno todo lo que puedas y no permitas que una vía, un bloque o el tiempo frustren tus vacaciones.

 

Que fácil es hacer bien las cosas más sencillas.  Buen verano y buenas escaladas!

 

Por Jorge Broncano.